Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

El centro de salud recibe, a título póstumo, el nombre del doctor serrano Don Manuel Ramón Bernal

Ayuntamiento de Sierra de Yeguas

Noticias

El centro de salud recibe, a título póstumo, el nombre del doctor serrano Don Manuel Ramón Bernal

El centro de salud de Sierra de Yeguas recibe desde ayer, a título póstumo, el nombre del vecino, Don Manuel Ramón Bernal Paéz, doctor durante más de 14 años en el municipio. Una placa conmemorativa luce en las instalaciones del centro de salud serrano en recuerdo de su memoria.

El Ayuntamiento de Sierra de Yeguas ha querido rendir homenaje a Don Manuel Ramón Bernal, en la mañana de ayer junto a miembros de la corporación municipal, responsables del Área Sanitaria Norte de Málaga, familiares y amigos.

El alcalde de Sierra de Yeguas, José María González, se siente muy orgulloso de actos como éste que brinda la oportunidad de reconocer a un serrano de todo corazón. “Es un orgullo porque fue un vecino muy querido por todos, que siempre dedicó su mejor sonrisa y trabajó en el ámbito de la salud pública como un gran profesional y referente en la localidad de Sierra de Yeguas y Campillos”.

El acto ha sido muy emotivo ya que sus familiares han querido agradecer este gesto por parte del Ayuntamiento, leyendo unas palabras en recuerdo de su memoria. “Es una felicidad y un orgullo enorme de que la impronta de mi padre se sienta viva hoy más que nunca; sentimos un profundo agradecimiento por este reconocimiento y por todas las muestras de cariño, respeto, admiración que nos dan la dimensión exacta del amor que despierta, la fuerza que transmite y la grandeza que significa un hombre como mi padre, que amó la medicina y a su pueblo de manera confesa e incondicional”, expresa su hijo, Manuel Bernal.

Su fuerte y marcado carácter vocacional le condujeron a que no dudara en elegir la medicina de cabecera, la medicina general o la medicina rural. “Su elección vino a raíz del concepto que tenía de la actividad; le gustaba la cercanía, el seguimiento a largo plazo del paciente y conocimiento de sus problemas, consideraba esencial tener en cuenta la eficacia terapéutica de la parte afectiva como complemento del enfoque clínico”, señala su hijo. 

Recibió a lo largo de su trayectoria profesional numerosos reconocimientos públicos fruto de su labor diaria que desarrolló durante años su actividad en Sierra de Yeguas y dirigió la zona básica de Salud de Campillos en otra de sus etapas.